CCTV

Estas cámaras son las adecuadas para instalaciones que requieren una gran poder de alcance o de enfoque a una zona en concreto. Seguro que os suena de haberlas visto en las entradas de los parkings para su uso como reconocimiento de matriculas.


Las cámaras domo son cámaras de tipo compacto y redondo que por su forma más simulada las hacen ideales para interiores. Esto no significa que una cámara tipo domo no sea válida para una instalación en exterior puesto que la mayoría de modelos tiene protección IP y son totalmente válidas para ese tipo de instalaciones. Este tipo de cámaras están pensadas para su instalación en techo, aunque también podrían instalarse en la pared.


Esta tipo de cámaras están pensadas para aquellas situaciones en los que hay que seguir la trayectoria de un objeto o persona. Equivocadamente se piensa que una cámara PTZ puede sustituir a más de una cámara “fijas” por el hecho de poder moverlas. En realidad, el uso óptimo de este tipo de cámaras es el de apoyo a otras cámaras fijas, para el control más exacto (algunas tienen un zoom de hasta 30X) de una determinada zona